02/04/2024

EXCLUSIVO

Angélica Lagunas de ATEN Capital: "La justicia va a ser verdadera cuando logremos que Sobisch esté tras las rejas"

En esta entrevista exclusiva y a fondo, Angélica Lagunas, Secretaria General de ATEN Capital (Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén) y dirigenta de Izquierda Socialista/FIT Unidad nos revela todos los detalles sobre la fuerte lucha de los docentes en esa provincia.

Por
Diego Valente

Neuquén es sin dudas una de las provincias donde el conflicto docente caló más fuerte en este duro comienzo de 2024 para los trabajadores. En medio de fuertes paros, asambleas y conflictos con el gobierno local finalmente los docentes parecen haber llegado a una tregua con el gobernador Rolando Figueroa. Sin embargo, en esta entrevista reveladora, Angélica Lagunas nos explica los detalles de cómo se llegó a un acuerdo provisorio y da a entender que el conflicto puede volver a estallar en cualquier momento. En palabras de la dirigente sindical "La base quedo indignada con la comisión directiva provincial que nunca quiso luchar a fondo. No hay triunfo ni derrota pero si un avance en la conciencia política de los compañeros y compañeras"


Angélica comienza contándonos el cuadro de situación de las ganancias del gobierno neuquino. En este sentido nos explica que "Neuquén es una provincia en la que se producen 381 mil barriles diarios de petróleo de los cuales se venden cada uno a 80 dólares al exterior, es decir a precio liberado. El año pasado antes de la devaluación de diciembre el dólar pasó a valer el doble y el barril se cobraba 40 dólares. Es decir la provincia duplicó los ingresos por regalías en relación a la producción petrolera".

Ahora bien, ¿Cuál es la realidad de los docentes en ese contexto?

En ese marco, los salarios docentes quedaron muy atrasados en relación al costo de la vida. Una maestra que recién se inicia tiene un salario de 400.000 pesos y un alquiler en la provincia de los más baratos sale alrededor de 450 y 500.000 pesos. Es decir que un cargo no le alcanza para cubrir el costo de ese alquiler. Los docentes estamos condenados a tener doble turno con el desgaste mental y físico que ese implica y/o 36 horas en media que significa ir de escuela en escuela con miles de alumnos para corregir. Una situación de condición laboral muy precaria. Creemos que tenemos que lograr que una maestra con un cargo cobre igual al costo de la canasta familiar y que no tenga impuesto el doble el turno para llegar a la tercera semana del mes. Es real que en otras provincias cobran 200.000 pesos los docentes y eso significa un avance nuestro producto de que en el 2017 con huelgas de alrededor de 40 días conquistamos la actualización de nuestros salarios por IPC. Es decir que cada tres meses nuestros salarios se actualizaban de acuerdo a la inflación de esos tres meses que se sumaban y se nos incrementaba directamente en el básico con los cual esa suba la cobrábamos los activos y los pasivos. Esa situación teníamos hasta antes del conflicto.

LEER TAMBIÉN:https://www.elmovimiento.ar/2023/08/01/pollo-sobrero-kicillof-tiene-a-los-docentes-y-a-los-trabajadores-de--salud-por-debajo-de-la-linea-de-la-indigencia

Respecto a la estrategia de gobierno de Figueroa que desató el conflicto docente en Febrero, Angélica nos explica " El gobierno el 20 de febrero nos planteó lo mal que estaba la economía en la provincia y ya venía diciendo por los medios que era imposible actualizar los salarios por IPC debido a la situación macroeconómica . Nuestra asamblea vota un plan de lucha rechazando la primera propuesta a días de comenzar las clases que planteaba IPC trimestral sin contemplar Enero que justamente fue el mes del 25 % de inflación y le agregó algunas chucherías por aquí y por allá de algunas sumas fijas que generaron un incremento de los 9000 a los 40000 pesos a los compañeros con mayor antigüedad. Nosotros planteábamos IPC mensual para no perder con la inflación, más un recupero salarial porque con la devaluación perdimos poder adquisitivo y además pedíamos dos cosas fundamentales: el aumento de las partidas de refrigerio y comedor. Por día por chico este gobierno pagaba 50 pesos y ahora aumentó a 85 que no alcanzan n para un caramelo y un chupetín. La otra era el arreglo de las escuelas y la garantía para que funcionen directamente. Hay unas cien escuelas que el miércoles cuando comiencen las clases no van a poder arrancar por diversas razones: porque no fueron arregladas y porque no garantizaron e transporte para chicos y chicas y además porque falta mobiliario, tanto sillas como mesas".

Y ¿Cómo continuó el conflicto?

A los dos días del rechazo el gobierno lanzó la propuesta como decreto y le pone una cláusula de presentismo a dos bonos en negro de cien mil pesos que se cobraban una sola vez. Es decir que solo los iban a cobrar quienes no adhirieran al paro. Es decir un apriete a los compañeros para quebrar la huelga. El decreto generó más bronca y el gobierno puso a cargos políticos el 23 y 24 de Marzo a trabajar en plantas funcionales de escuelas mientras estábamos de paro por 72 hs. En ese momento con un 90 % de paro en la capital neuquina tuvieron que llamarnos a una mesa de discusión salarial y las marchas eran de miles de compañeros. Fue una derrota para el gobierno tener que recibirnos en el marco del decreto en el que se decía que no había más dialogo con ATEN. Por otro lado, la diferencia entre lo que propuso el gobierno antes y ahora es 6 por ciento más de esa suma fija que te decía. Nosotros planteamos el rechazo de esta propuesta pero provincialmente se acepta con 4157 votos y 3082 en contra. Pero en el camino con una campaña tremenda del gobierno a llamar a padres y docentes a votar para que se acepte la propuesta. Lamentablemente junto con ello la comisión directiva provincial de ATEN que siempre mostró su unidad con el gobierno de Rolando Figueroa, maniobraron distintas cosas para quebrar la huelga. Pero hubo una conquista importante política que es que el acta que rechazamos tenía una cláusula que decía que si las condiciones macro económicas empeoraban el gobierno llamaría a las partes para rever el acuerdo. Eso se logró sacar.



¿Cómo sigue la lucha docente en Nequén?

Los docentes no ganamos lo que queríamos: IPC mensual, que se nos pague Enero, recupero salarial, el aumento de las partidas. Nada de eso ocurrió pero tampoco lo que quería el gobierno que era sacarnos el IPC, tuvo que dejarlo aunque nos sacó Enero. La huelga podía conquistar el sueldo de Enero pero tuvo que enfrentar una política de unidad de la comisión directiva provincial con la patronal para que aceptásemos a como de lugar esto que ya habíamos rechazado aunque sin los descuentos. El gobierno ahora va a devolver todos los descuentos. Pero más temprano que tarde vamos a tener que volver a la calle porque el ajuste del gobierno nacional continúa, con un gobierno negacionista que nos quita cada vez más derechos, vamos a estar en la calle. Además en pocas horas tenemos en pie un nuevo paro aunque se firmó el acuerdo porque el 4 de Abril se cumplen 17 años del fusilamiento de Carlos Fuentealba. Vamos a estar en las calles diciendo que la justicia va a ser verdadera cuando logremos que Sobisch este tras la rejas y hay un paro y una movilización ese día. Vamos a marchar por la calles de Neuquén para decir que este y todos los gobiernos anteriores le han garantizado a Sobisch la impunidad que ha tenido. Si bien el cabo que disparó está preso con cadena perpetua el principal responsable político de dar la orden de semejante represión está libre, sin proceso. Ese es un debe que tenemos en nuestro haber.

Por último ¿Cómo ves la posición de Ctera frente al conflicto docente?

Nuestra huelga tuvo el aislamiento al que nos tiene acostumbrados la junta ejecutiva de Ctera que comenzó con un paro contra este ataque de sacar el incentivo docente pero no le da continuidad y hoy ya sacaron totalmente el incentivo de los salarios. No hubo un paro nacional de la Ctera para acompañar todos los reclamos de las provincias como Santa Fe y Córdoba. La Ctera que cacarea mucho contra el gobierno no pone en pie un plan de lucha nacional para derrotar la política que tiene el gobierno contra la escuela pública y que quiere transformar la educación en un servicio esencial, una mercancía con un valor y que para acceder a ella hay que pagar.

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Subscribite para recibir todas nuestras novedades